Así se prepara Ifema para volver a la actividad

Asociación Empresarial de Diseño y Producción de Stands y Eventos

Así se prepara Ifema para volver a la actividad

Las ferias regresarán en marzo con un modelo híbrido, presencial y virtual, con el que pretende superar la crisis y ampliar mercados

Desde que el hospital milagro echase el cierre el pasado 1 de mayo, Ifema no ha cesado en su afán por readaptarse a los nuevos tiempos. Lejos de la imagen que se palpa desde el exterior, ha estado trabajando sin descanso durante meses rearmándose, y transformándose, para su vuelta a la actividad, prevista para finales del primer trimestre de este año.

El parón de ferias y congresos le ha servido para definir su plan estratégico hasta 2023 y acelerar el cambio de negocio en el que ya estaba inmerso antes de la pandemia hacia un modelo híbrido (presencial y virtual), con el que pretende ampliar mercados y regresar a la senda por la que caminó en 2019, que cerró como el mejor de sus 40 años de historia.

«No vamos a parar y, para ello, estamos reinventándonos en lo necesario», asegura a este diario el director general de Ifema, Eduardo López-Puertas. «Vamos a hacer cosas diferentes para que Ifema sea el foco de lanzamiento de Madrid y España», añade en relación con el papel estratégico que la institución juega en la revitalización de la economía.

Consciente de que «las ferias no van a volver con la misma fuerza», Ifema se ha embarcado en una transformación digital para superar esta crisis, buscando también una rentabilidad extra de cara al futuro, aunque sin perder de vista que el core business de su negocio es y seguirá siendo presencial.

«Queremos acceder a personas que nunca antes habían venido. Nuestro objetivo es que en tres años, los ingresos de la parte digital representen entre un 25 y un 30%» del total, añade López Puertas. Hasta ahora, la institución sólo había realizado «pequeños guiños» al mundo virtual y ahora, la pandemia les «ha obligado a correr».

TECNOLOGÍA, INNOVACIÓN E INTERNACIONALIZACIÓN

Así, Ifema está trabajando en el desarrollo de plataformas digitales que puedan dar el mismo servicio que las ferias convencionales y/o complementarlo. Su idea es que puedan servir de punto de encuentro entre expositores y clientes, que faciliten los negocios que antes se cerraban cara a cara y aporten conocimiento sobre los diferentes sectores.

Además de ser útiles en momentos excepcionales como los actuales, estas plataformas podrán aportar valor a la parte presencial así como permitir desestacionalizar las ferias, dando acceso a los contenidos los 365 días del año, multiplicando la capacidad para generar negocio. «Que no tenga una fecha en el calendario es una ventaja digital, porque podrá llegar a todos los países del mundo», apunta López-Puertas.

A través de la Fundación Ifema Lab -su propio laboratorio de investigación- y junto a grandes compañías tecnologías, Ifema también está trabajando en diversos proyectos innovadores que pretenden revolucionar el sector ferial de la mano del 5G, presente en todos los pabellones. Esta tecnología les ha permitido ya dar los primeros pasos hacia ferias en realidad aumentada, así como iniciarse en el desarrollo de plataformas basadas en inteligencia artificial.

Este nuevo rumbo hacia la digitalización «va a facilitar también la internacionalización» de Feria de Madrid, apunta el director general. Gracias a las nuevas tecnologías que están implementado, pretenden ganar presencia en mercados exteriores y captar clientes fuera de nuestro país, especialmente en Iberoamérica. Su plan de revitalización pone también la mirada en el valor de la marca Ifema a nivel internacional, que pretende aprovechar para atraer a Madrid eventos globales y grandes congresos mundiales.

SEGURIDAD

En materia de seguridad, la institución también ha realizado cambios para adaptarse a los nuevos tiempos apoyándose en la tecnología. Así, ha instalado contadores telemétricos de personas de entrada y salida, sistemas de medición de temperatura y de verificación del estado de salud o dispositivos de calor para controlar los flujos y la concentración de asistentes.

Feria de Madrid ha puesto en marcha también una estrategia integral de no hands. contactless, como el sistema de acceso eticketing a través del móvil. También han diseñado pases de acceso diario y flujos de entradas y salidas para evitar colas, entre otras muchas medidas, que han sido reconocidas con la Certificación AENOR, el sello Garantía Madrid o el Safe Travel.

«Vamos a tener los aforos muy controlados. Y la trazabilidad es tremenda porque sabemos quién va a venir», señala López-Puertas, quien puntualiza que en los pabellones también se ha implementado la renovación del aire cada 12 minutos, algo que funcionó con el improvisado hospital, donde «el número de contagios fue 0».

MOTOR DE DESARROLLO ECONÓMICO

Bajo estas líneas estratégicas, Ifema pretende volver a impulsar a la institución como el segundo gran motor de desarrollo económico de Madrid. Aunque la incertidumbre de cómo va a evolucionar la situación está en el aire, prevé abrir sus puertas en marzo con la Feria de Arte Contemporáneo Estampa.

«Estamos preparando la vuelta a la actividad con la esperanza en la vacuna. Las ferias son necesarias porque Madrid y España necesitan revitalizarse», indica el director general, quien detalla que este año se han retrasado los mayores acontecimientos -Fitur, en mayo y Arco, en julio- «para garantizar que se pueden celebrar».

Desde la llegada del Covid-19, presencialmente sus instalaciones sólo han acogido los programas de ocio Abre Madrid, la exposición Tutankhamón y la pasarela de moda MBFWMadrid. Aunque, desde septiembre, ha realizado algunas ferias 100% virtuales, como Sicur Covid, 100×100 Mascotas o Fruit Attraction, que «han paliado la falta de presencialidad».

El empuje del primer trimestre, la actividad a medio gas del resto del año y el ajuste de los costes ha logrado que el balance a final de año no sea dramático. «Nos hemos quedado muy cerca del equilibrio presupuestario», indica López-Puertas, quien añade que Ifema es la institución ferial menos dañada por la crisis a nivel mundial.

Aunque ahora el escenario ha cambiado y Feria de Madrid se prepara para entrar en la vanguardia de la digitalización, las obras para su expansión física en Valdebebas continúan. «En 2019 teníamos una saturación de espacios y en el futuro volveremos a tener esa necesidad», asegura López-Puertas, quien cree que con los nuevos pabellones «habrá posibilidad de hacer más cosas, de crecer».

Fuente: El Mundo

No hay comentarios

Añade tu comentario