Feria Valencia se acerca al pacto tras rebajarse la tensión

Asociación Empresarial de Diseño y Producción de Stands y Eventos

Feria Valencia se acerca al pacto tras rebajarse la tensión

El Consell vuelve a citarse el lunes con los empresarios tras el choque de esta semana para presentar la refundación del ente.

Los representantes de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y la Cámara de Valencia acudirán a la reunión del lunes en la que la conselleria de Economía explicará el modelo elegido para cerrar el proceso de refundación de Feria Valencia. Tras las acusaciones de los empresarios, que reprochaban falta de consenso y no haberles consultado pese a ser hoy por hoy uno de los socios del patronato, ayer se volvieron a tender puentes, lo que acerca el pacto.

Desde la conselleria de Economía que lidera Rafael Climent y dirigentes de Compromís se confirmó que los agentes económicos estarán presentes en la cita del lunes en la que se expondrá tanto la nueva naturaleza jurídica de Feria Valencia como de la Institución Ferial Alicantina (IFA). Ya se adelantó que pasarán a formar parte de las empresas de la Generalitat bajo el paraguas del sector público instrumental para terminar con el limbo legal entre lo público y lo privado en el que se encuentran.

La CEV no quiso profundizar ayer en las críticas exhibidas esta semana por el hecho de que no se les hubiera tenido en cuenta para el pacto. Además, recelaban de que se les presentara un proyecto de que hasta ese momento no tenía conocimiento la conselleria de Hacienda encabezada por el PSPV, que pese a no tener la competencia de ferias ha tenido un papel relevante el la asunción de la gigantesca deuda que arrastra la institución y que finalizará con el proceso de refundación. Hacienda ya admitió que no tenía constancia ni de la reunión ni de la propuesta pero se mostraron seguros de que se acercarías posturas, tal y como ha ocurrido.

La duda ahora es cuál será la fórmula para transformar Feria Valencia en una empresa pública, si tendrá socios y quiénes serán pero lo que está claro es que dejará de ser esa ambigua asociación de utilidad pública que es ahora. Se da por hecho que la Generalitat tendrá un papel mucho más activo en la gestión y el Ayuntamiento de Valencia dará un paso al lado. Esta circunstancia se da después de transferir las competencias a la administración autonómica y tras firmar un acuerdo por el que cedía las instalaciones que son de su titularidad sin ningún tipo de consecuencia siempre que se utilicen para el mismo propósito.

El otro punto que queda por aclarar es cómo influirá la decisión en la delicada situación económica de la entidad. La deuda que ha subrogado la Generalitat aún tiene un reflejo en las cuentas de la organización y se prevé cerrar el ejercicio con pérdidas de 92 millones, lo que a su vez conllevaría un concurso de acreedores. Desde el Consell se aseguró que se quería evitar un final así a toda costa pero de momento no se ha materializado ninguna ayuda por complicaciones con el visto bueno de la Unión Europea. Además, hay que sumar que la pandemia ha llevado a la cancelación de casi la totalidad de los eventos.

No hay comentarios

Añade tu comentario