”Hubo gente que desde el principio estuvo reacia a organizar Fitur”

Asociación Empresarial de Diseño y Producción de Stands y Eventos

”Hubo gente que desde el principio estuvo reacia a organizar Fitur”

El presidente de Ifema en una entrevista concedida a «El País» cree que montar el hospital de campaña en 24 horas fue “una gran proeza”

El presidente de la Institución Ferial de Madrid (Ifema)José Vicente de los Mozos (São Paulo, 58 años), ha cogido tres días vacaciones en su puesto de presidente de Renault España y vicepresidente ejecutivo del grupo Renault para “vivir Fitur”, que este domingo cerró sus puertas tras cinco días de exposición. En un solo día, De los Mozos ha llegado a andar hasta 10 kilómetros por dentro de los pabellones, según reconoce. Este ingeniero aeronáutico y máster en dirección técnica y producción por la Universidad de Stanford, se ha criado desde los cinco años en Valladolid. Desde junio de 2020 está al frente del segundo motor económico más importante de la región, tras el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Pregunta. ¿Cómo llega un altísimo cargo de Renault a la presidencia de Ifema?

Respuesta. A mí, cuando me llaman la presidenta de la Comunidad y el alcalde de Madrid y me ofrecen ser el presidente de Ifema, lo primero que les digo es que de ferias yo no sé nada. Además, me dijeron que era un cargo no retributivo. Yo lo que pedí fue pensarlo unos días. Llevo 10 u 11 años yendo y viniendo por Renault y entonces ves la imagen de España desde fuera. Creo que en este momento la sociedad civil, si queremos que este país salga de la pandemia y de la crisis económica y social, la única forma de hacerlo es ir de la mano lo público y lo privado.

P. ¿Puso alguna condición?

R. La única fue que el Gobierno de España estuviese de acuerdo. Yo soy un gestor y tengo que decir que el presidente del Gobierno apoyó el nombramiento. Entonces, a partir de ahí, vine a ayudar y apoyar, porque hay un gran equipo de profesionales aquí en Ifema.

P. El momento era extraordinariamente difícil, en plena pandemia.

R. Esos son los momentos buenos, porque, cuando las cosas van bien, poco puedo aportar.

P. ¿Qué Ifema se encontró?

R. Un Ifema luchando por sobrevivir, con una gran proeza que fue el hospital. Creo que eso ha marcado. En los 40 años de existencia de Ifema, hay momentos que han calado, como organizar la cumbre del clima COP 25 en menos de un mes o montar un hospital en menos de 24 horas. O como esta semana hacer Fitur, el primer evento en Europa y el segundo en el mundo [tras el Salón del Automóvil de Shangay], a nivel presencial con máximos protocolos de seguridad. Es decir, somos pioneros.

P. En esos meses la institución ha cambiado bastante.

R. Siempre digo que en los momentos difíciles, o lloras o te bates. A mí no me gusta llorar, me gusta batirme. Entonces vi que era el momento de prepararnos para el día después y ahí trabajamos en la nueva visión de Ifema, como la nueva marca, y también hacia donde queremos ir. Hemos acelerado las plataformas digitales. Ya en octubre hicimos Fruit Attraction de manera digital y la gente vio que era un potencial de negocio. En lo que va de año, ya hemos hecho seis ferias digitales, hemos empezado con tres presenciales y, sobre todo, hemos hecho el primer Fitur híbrido [presencial y digital], con la plataforma Live Connect.

P. ¿El modelo híbrido ha llegado para quedarse?

R. Sí. Si se ve el balance de Fitur, que está reservado a profesionales, ha habido 42.000 visitantes profesionales, pero en la plataforma han entrado 40.000 personas de 79 países. Fitur ha llegado a tener solo de profesionales 100.000 personas. Al final la transacción se hace vía presencial o digital.

P. ¿De quién fue la idea de montar Fitur en mayo, sin saber cómo iba a evolucionar la pandemia?

R. En enero, me levanté en París y escuché que el Mobile World Congress de Barcelona iba cayendo. Como español, me daba tristeza. Llamé al director general de Ifema, Eduardo López-Puertas, y le pedí que me explicara cuál es el modelo de empresa de Fitur. Le pregunté si nos lanzamos y lo hicimos. Luego hemos tenido el gran apoyo de la ministra de Industria, Turismo y Comercio, de la presidenta de la Comunidad y del alcalde de Madrid y del secretario general de la Organización Mundial del Turismo.

P. ¿No encontró resistencia u oposición?

R. Hubo gente que estaba reacia, pero yo dije desde el principio que, para que esto tuviera éxito, eran necesarios protocolos sanitarios rígidos y todo el que venga de fuera tiene que sentirse seguro. Teníamos que lograr que los profesionales de fuera vinieran. Todo el mundo se sintió impresionado con lo que hemos hecho con Fitur. Me han llegado a decir que se va a convertir en la referencia mundial del turismo. En el momento más duro hemos sacado la bandera.

P. Sea un poco crítico. ¿No tienen que mejorar en nada?

R. Sí, pero eso es un trabajo que se hace en casa, es un trabajo de vestuarios. Tenemos que coordinar mejor la presencia de políticos y no podemos dar el servicio que nos gustaría.

P. ¿Cuál ha sido su impresión sobre Fitur al vivirla desde dentro?

R. Fitur puede ayudar a un sector estratégico para este país, ya que mueve el 12% del producto interior bruto [PIB]. Es un buen altavoz para apoyar la economía de este país. He descubierto que Ifema Madrid no está tan bien reconocida a nivel internacional de manera casual. Hay una gran competencia profesional en todos los sectores de la empresa. No se llega a ser un líder por casualidad. Hay mucho trabajo por hacer. Yo solo intento ayudar.

P. ¿Está conforme con la factura que les va a pagar la Comunidad de Madrid de 2,9 millones de euros por el hospital?

R. Eso es un tema del consejo de administración y yo no me puedo pronunciar sobre esos acuerdos. Se ha aprobado y es un tema cerrado.

P. ¿Hizo mal Ifema al no plantear antes un presupuesto cerrado?

R. A finales de marzo, cuando eso pasó, lo más importante era salvar vidas y no pedir papeles ni justificantes. Ifema se volcó con su profesionalidad y hacer un hospital en 24 horas queda en la historia de la institución. Y, de hecho, los representantes de los 55 países que han venido a Fitur solo nos hablan del hospital. Es parte de nuestro ADN, nuestro espíritu social y solidario.

P. ¿Era necesario el ERTE en Ifema?

R. Cuando el año pasado se ve la Feria de Valencia o la Fira de Barcelona y el dinero público que se ha inyectado y con un ERTE, hay que decir que a los ciudadanos de Madrid no les ha costado un euro Ifema. No se ha invertido nada de dinero público durante el año pasado, pero enero fue muy duro. Yo se lo expliqué al comité de empresa y les dije que no aguantábamos más. En enero facturamos 100.000 euros, por lo que no teníamos ni para la luz y el agua. No hemos hecho despidos. Hemos sido los primeros en Europa en retomar y a día de hoy nadie está en el ERTE. A la gente hay que hablarla claro. Hemos intentado evitar el ERTE hasta el minuto 89 de partido. Eso sí, ahora estamos luchando para que Ifema sea un referente mundial. Yo dije que queríamos jugar en Champions y estamos jugando en Champions. Todo esto se ha conseguido con mucho esfuerzo y mucho trabajo.

P. ¿Está despegando Ifema o ya está en el aire?

R. Las perspectivas son buenas, pero hasta el rabo todo es toro. Hay que ser cautos y no podemos lanzar las campanas al aire. Lo que sí es cierto es que el calendario se nos está llenando en el segundo semestre tanto físico como digital. Unas 50 presenciales y unas 12 digitales. Estamos trabajando en nuevos temas como en movilidad sostenible, que queremos anunciar en junio. También en el tema médico. Hemos aprovechado estos meses para reinventarnos. En el ámbito de nuevos mercados, de la digitalización y de la internacionalización, sobre todo en Latinoamérica.

P. Son el segundo motor de la economía madrileña, tras el aeropuerto de Madrid-Barajas. ¿Es necesario que tire Barajas para que crezca Ifema, pero parece que le cuesta mucho despegar?

R. Es muy importante para nosotros, pero no se trata solo de Barajas. Es a nivel mundial. Yo he estado en Corea hace un mes y en la sala VIP solo había cuatro personas, cuando en una situación normal está llena. Los aeropuertos ahora están vacíos. La pandemia ha sido un palo fuerte a nivel mundial.

P. ¿Se va a parar o retrasar la expansión de Ifema en Valdebebas?

R. Hemos dejado lo mínimo, pero creo que hacer la expansión ahora no es lo prioritario. Yo prefiero concentrarme y acelerar el negocio digital que el expandir pabellones en este momento. Yo dije que en tres o cinco años el 30% de la cifra de negocios de Ifema tenía que venir del mundo digital. El camino se hace andando.

P. ¿Cuántas plataformas tienen ahora?

R. Estamos trabajando con socios estratégicos en una plataforma modular, de forma que, cuando un cliente viene a hacer una feria, se meten los módulos específicos y en menos de 60 días eso esté volcado. Por eso, es muy importante tener una plataforma de referencia potente. Su coste puede llegar a los 10 millones de euros.

P. ¿Por dónde iría la internacionalización?

R. Por Latinoamérica, Francia y Marruecos. Este último tiene necesidad de infraestructuras, por lo que hay oportunidad de negocio, pero hay que trabajarlo. Y con Francia ocurre lo mismo. El número uno en empresas extranjeras en España es Francia.

P. ¿Saldrá Ifema con números positivos este año? ¿Dará beneficios?

R. Estamos en mayo, en el primer tiempo del partido. Hay que trabajarlo. Es muy difícil saberlo, porque habrá que ver cómo evoluciona todo esto. Estamos trabando para que sea así.

No hay comentarios

Añade tu comentario